sábado, julio 11, 2020
Inicio Yoga Ejercicios de respiración divertidos para niños

Ejercicios de respiración divertidos para niños

Compartir el yoga con tus hijos resulta una práctica muy enriquecedora para ambos. A veces, los niños necesitan un poco más de ayuda para descubrir cómo respirar correctamente.

Para nosotras las mamás es un gran ejercicio de paciencia, ya que parece que el yoga es aburrido para los niños, y mantener un momento de silencio y tranquilidad junto a ellos es un reto, por eso vamos a hacerlo divertido.

Aprendamos con flores

Enseñarles a respirar a nuestros pequeños a través de la naturaleza es increíble, para esta práctica vamos a necesitar algunas flores, las más coloridas y con un aroma peculiar. Si lo realizas en un jardín o en un día de campo sería fabuloso. Para los niños será interesante descubrir el aroma de cada flor y aprender a distinguirlas a través de su olor. Tu pequeño debe respirar hondo por la nariz todo lo que pueda y expulsarlo por la boca.

Es un buen ejercicio para empezar, con el tiempo podrás enseñarle a mantener el aire por más tiempo y a tener una respiración más controlada según su edad.

Burbujas

Soplar suavemente para crear burbujas es una buena manera de ser juguetón y respirar profundamente. Tu pequeño tiene que soplar con cuidado y lentamente para hacer las burbujas, que es una de las principales razones por las que me gusta usarlo para ayudar a mi “bebé” a respirar profundamente.

Su peluche favorito

Acuéstate con tu pequeño boca arriba y coloca su peluche favorito sobre su vientre. Haz que respire y mueva el juguete de peluche hacia arriba, luego exhala y vuelvan a bajar el juguete. Esto ayuda a los niños a usar su vientre para respirar profundamente.

Hazlo divertido con un rehilete

Los niños pueden practicar exhalar lentamente o más rápido, utilizando la velocidad del rehilete como medida. Luego pueden descubrir qué manera funciona y se siente mejor para ellos.

Imiten animales

El ejercicio de la abeja es también divertido ya que usamos sonidos. Respira y finge que estás oliendo una flor. Mientras exhalas, haz un zumbido de abeja. Prueba diferentes formas de hacer el sonido: sonidos más largos o más cortos, altos o bajos. Puedes hacer este ejercicio en posición de loto y aprovechar para enseñarle esta postura.

Estos ejercicios son una forma increíble de compartir tiempo con tu pequeño y fortalecer su lazo, al mismo tiempo que le acercas a esta práctica milenaria tan saludable. Si haces alguno, cuéntame cómo les ha ido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 13 =

- Advertisment -

Más populares

Cómo hacer confortable el período de posparto

Después de la llegada de nuestros bebés, viene el periodo de recuperación y adaptación a la nueva vida. Aunque todo parece hermoso...

Smoothie de Mango, Espinaca y Chia

Ingredientes 1 1/2 de taza de mango congelado 1 taza de espinaca baby 1 taza de...

Estiramientos que ayudan a relajarte

Hay días en que nos sentimos muy tensos o cansados, ya sea porque fue un día muy largo o hemos acumulado algo...

Comentarios recientes